Tengo los ruidos encima
el silencio del hambre
que se come las palabras llenas.
Tengo los datos del futuro
el paso del misterio
que se llena de pasado.
Tengo los poemas de otros
el título del libro
que se traga de impaciencia.
Tengo los oídos frustrados
el bosquejo del adiós
que muere al despedirse.
Tengo los pasos del instante
el camino de mis huellas
que siguen por delante.
Tengo los abandonos del aire
el termómetro del viento
que cambia al despertar.
Tengo los olores del dar
el perfume del recuerdo
que no puede olvidar.
Tengo los mares en la mano
el gusto de los sueños
que pulsan si la cierro.
Tengo el secreto anudado
el lugar donde guiña el sol
que se apaga si es amado.

2 comentarios:

angel caido dijo...

tengo ganas de leer otro poema como este ...

el espacio real dijo...

...me gustó el ritmo...

;)