Seguir siendo

Nuestros cambios son veloces
entretiempos de avaricia
individuales mirándose
la pelusa propia
en el ombligo ajeno
aunque nadie que me busque
puede encontrarme
en pos de necesitar
seguir siendo.

2 comentarios:

Vero dijo...

Acá estoy, deambulando nuevamente por los blogs y sorprendida con esta novedad de ojo filoso. Un chin chin por la casa nueva.

FERNANDO LUCIANI dijo...

Gracias a vos, vero, por visitarme nuevamente. Recién anduve por "tu casa" ...de fondo blanco.