Los ejes de mi cabeza (homenaje a Atahualpa Yupanqui)

Nada más.
Teniendo rancho y caballo
es más liviana la pena.
De todo aquello que tuve
sólo el recuerdo me queda.
Nada más.
No tengo cuentas con Dios,
mis cuentas son con los hombres.
Yo rezo en el llano abierto
y me hago león en el monte.
Nada más.
Me gusta mirarlo al hombre
plantado sobre la tierra.
Como una piedra en la cumbre,
como un faro en la ribera.
Nada más.
Alguna gente se muere
para volver a nacer.
Y el que tenga alguna duda
que se lo pregunte al Che.Nada más.


De aquellos cerros vengo

De aquellos cerros vengo, negra querida,
a buscar los despojos del alma mía.
Fresquita y ansiosa, vidita, yo te la entregué.
Tú la destrozaste, vidita, yo no sé por qué.
De aquellos cerros vengo, negra querida.
Este ponchito mío de tres colores,
me dice que no fíe de tus amores.
Palomita ingrata, vidita, me has pagado mal,
córtate las alas, vidita, deja de volar.
De aquellos cerros vengo, paloma mía.



Letra y música de los temas: Atahualpa Yupanqui
Versiones de: Fernando Luciani (guitarra y voz)

1 comentario:

el espacio real dijo...

...soooo! ¿no era que no cantaba usted? ahora pienso contrartarlo para mi fiesta de cumpelaños!...