Cómo escribir de a dos sin verse ni haberse visto


No queremos treces ni martes (eso era antes).No queremos
la sal
del laberinto, no queremos papelones de muecas, sólo transparentar
lo invisible sin darnos cuenta
así
un parpadeo
tomar un sorbo de agua
saltar fuera de cada vaso quebrado de impaciencia por el oxígeno que estalla
en la lengua tatuada
de adioses, respira las pupilas heridas de distancia entre escombros
que atraviesan
papeles ilegibles
tabaco insomnio y letras que se encuentran en los bordes
de un puente
que da a cada baldío de palabras que no quieren ahogar la sed
que las construye
y el juego es un abecedario haciendo cosquillas, una caja de confites sugus
derramándose en un piso encerado con la lengua que intenta saborear las formas
escapándose
entre baldosas flojas de tanto pedir anarquía, de tanto ring raje a la lengua que parla la
parla encerada, encerrada
amarrada
cuando sólo
quiere saborear
pero la cera
no deja sentir libertad cuando la gota rebalsa y la fruta es prohibida y es martes 13
para la pobrecita
lengua
cuyo camino
estaba signado
de coloridos confites
pero como toda mina
es terca
y no cree en supersticiones
sólo en los sugus
impregnados de cera
que brillan gritando yain, yain yain yain grita ladra
escupe yain yain
prende una vela
y reinicia el manifiesto:-no queremos lo que era antes.


Poema exquisito virtual perteneciente a:
Natalia Molina (desde allá) http://alcoyanaalcoyana.blogspot.com/
y
Fernando Luciani (desde acá).
17-18 de julio del 2008.

1 comentario:

El Cosmosurero dijo...

Muy bueno el poema, tendrían que intentar un proyecto conjunto.