Había una vez hombres que decían ser iguales:
textura, forma, pensamiento y color.
Altura, contextura, sufrimiento y olor.
Pero los hombres tan iguales siempre son tan distintos ...
entonces la comisión de ricos se reunió para justificar su nada.
Pecaron y putearon a los otros en la cara
mintieron y escupieron de la noche a la mañana.
Entonces los otros que decían ser distintos
se les rieron a las claras
y los amigos enemigos
regresaron a sus casas.
Vino el ángel y les cubrió la cara:
"ahí tienen", exclamó de madrugada,
a los pobres muchachitos
les pegaron en la espalda.
El cuento de cada día se despierta en tu cama.
Ahora no duermen los hombres
que creyeron ser mañana.

5 comentarios:

alma perdida dijo...

había una vez poetas que decían escribir frases bellas
llenas de textura, forma y pensamiento,
pero frases tan bellas son siempre tan iguales,
entonces vino Luciani y les cubrió la cara con la poesía
que cada día se despierta en su alma …

el espacio real dijo...

...hermosas palabras, fer. me encantó la musicalidad (aparte del contenido, no)...


...un abrazo real...

El Cosmosurero dijo...

Habia una vez una ciudad medianamente bella con un gran porcentaje de gente de cuarta, ubicada en una provincia bella por demás, con un porcentaje inmenso de gente cuarta, que además pertenecía a un país increiblemente bello, lleno lleno de argentinos, generalmente de cuarta, en una América pardsíaca, llena de américanos admiradores de otros américanos que están más al norte y proponen un estili de vida admirado por la mayoría de este mundo de mierda.

El Cosmosurero dijo...

pardisiáca,ameicanos,estilo.Sepan disculpar pero estoy apurado.

El Cosmosurero dijo...

paradisíaca,americanos.La tercera suele ser la vencida.