Flaco no te vayas
flaco vení
almendra fue tu cara adolescente
rabiosa la eterna juventud.
Lo esencial no es invisible a los sentidos
y en tu nombre jade permito ver.
Tu arte kamikaze habla la la la
y a minutos del sol hay un desierto
entre un socio virtual.
Los ojos están para los árboles
y necesitan recibir tu pan.


1 comentario:

Divagante dijo...

El pan bueno de cada día... El Flaco es como un alimento diario para el alma mía.

Es verdad que hay muchos gustos en común, Fernando. Me ha gustado mucho tu blog... lo iré leyendo.